Tras inaugurar la temporada el pasado 1 de diciembre, Vallnord encara la primera cita de la temporada con unas inmejorables previsiones y espera abrir la práctica totalidad del dominio esquiable.
El sector Arcalís, en Ordino, dispondrá del 80% de los remontes abiertos. Sólo permanecerá cerrado el telesilla de Creussans y el telesquí de Feixans que dan accesos a los fuera pista. En cuanto a las pistas, el 85% estarán abiertas con espesores entre los 50 y los 110 cm de nieve polvo.
Los sectores de la Massana estarán conectados gracias al teleférico Arinsal-Pal. Arinsal tendrá el 75% de los remontes abiertos y el 74% de pistas. Permanecerá cerrada la pista de las Marradas y la Capa, así como el snowpark. Los espesores se sitúan entre los 40 y los 60 centímetros de nieve polvo.
Finalmente Pal abrirá del 72% de remontes y el 70% de pistas con espesores entre los 40 y los 50 centímetros de nieve polvo.