Si buscas un destino con nieve garantizada en primavera, Tirol te ofrece cinco dominios esquiables en glaciares: Stubai, Kaunertal, Pitztal, Rettenbach/Tiffenbach en Sölden y Hintertux. De hecho estos cinco glaciares tiroleses representan una cuarta parte de las opciones de esquí de verano en los Alpes (hace una década eran 40 las estaciones que ofrecían esquí en verano). Uno de los grandes atractivos para elegir Tirol en esta época del año es la posibilidad de realizar un esquí safari recorriendo los 5 glaciares al estar separados entre ellos por una distancia máxima de 150 kilómetros. Una buena opción es alojarse en la ciudad de Innsbruck, fácilmente accesible desde el aeropuerto de Munich, y desde allí desplazarnos  diariamente hasta el glaciar que elijamos. Estas aéreas esquiables fueron desarrolladas a partir de los años 70 y  cuentan con unas infraestructuras (remontes, restaurantes y zonas de servicios) realmente modernas.