Las estaciones de esquí chilenas  resultaron completamente indemnes del seísmo del mes de febrero y nunca han tenido mejor estado que para esta temporada 2010.

El epicentro del terremoto fue a más de 300 kilómetros de Santiago, la capital del país y puerta de entrada a las zonas de esquí. Las estaciones han llevado a cabo controles exhaustivos para garantizar la seguridad de los visitantes, a pesar de que la distancia garantizaba la  seguridad.

Valle Nevado, Portillo y El Colorado contaron con la ayuda de ingenieros que comprobaron escrupulosamente los remontes y los hoteles. Henry Purcell, dueño de Ski Portillo, dice que el resort no ha sufrido daños, "Tenemos algunas grietas y repasos de pintura que hacer, pero los caminos a Portillo y todos los remontes no han sido afectados por el terremoto".

A pesar del daño mínimo o inexistente en zonas de esquí, Kristina Schreck, jefe de marketing de Valle Nevado, dice que millones de dólares se han perdido debido a cancelaciones de viaje. Ella explica: "Ha sido terriblemente frustrante para nosotros ya que, incluso en Santiago, hubo daños mínimos y es como si nada hubiese pasado aquí. Para que te hagas una idea, es como si el terremoto se hubiese producido en Los Ángeles y los visitantes fueran al lago Tahoe ". Por lo tanto, no hay absolutamente ninguna necesidad de que alguien cambie sus planes.

La gran mayoría de los daños en Chile se produjeron en los edificios antiguos de 1800 y principios de 1900. Desde la década de 1960, Chile cuenta con una  legislación anti-sísmica muy dura que exige el cumplimiento de estrictos códigos en los edificios.

Schreck dice: "El complejo Valle Nevado y la estación de esquí han sido construidos con una infraestructura antisísmica completa. No sólo no estábamos afectados por el seísmo, sino que además hemos estado trabajando durante toda la temporada baja para agregar dos nuevos remontes, reparar la mayoría de la carretera, y renovar nuestro hotel de cinco estrellas y restaurante, así que el complejo está mejor que nunca ".

Del mismo modo, El Colorado presenta mejoras para este año que incluyen un nuevo remonte para acceder al snow-tubing en Farellones, 10 nuevos módulos en el  snowpark , y la introducción de esquí nocturno en Farellones.