Faltos de nieve en la Península Ibérica, decidí hacer el equipaje y poner rumbo a los Alpes, donde la nieve era más que abundante. Y ya que iba a Los Alpes me decidí por las tres estaciones más cercanas y de mayor entidad: Les 2 Alpes, La Grave y Alpe D´Huez.

Cuando se piensa en viajar a los Alpes, uno de los factores claves –sobre todo cuando se viaja en coche- es la cercanía. Y si dejamos de lado las estaciones de los Alpes marítimos para concentrarnos en estaciones alpinas de mayor “entidad”, nuestra primera opción seguro que son o [R593R, Les 2 Alpes], o [R1931R, La Grave] o [R592R, Alpe d´Huez]. ¡Y allí que me fui sin dudarlo!

Alrededor de 7 horas en coche son suficientes para llegar a cualquiera de estas estaciones desde Barcelona, así como 9 horas desde San Sebastián. El cálculo hasta la Ciudad Condal o Donosti es fácil para el resto de esquiadores de la Península (en mi caso desde Madrid 14 horas…!). Y atención, porque a la hora de comparar las horas que tardamos en avión a cualquier destino de esquí europeo, no debemos olvidarnos de las horas previas y posteriores al embarque y al aterrizaje para saber si nos merece la pena o no. ¿El otro factor clave? El coste: gasolina y peajes, que siempre se relativizará con el número de pasajeros y el precio de la gasolina…  La web de itinerarios por carretera Via Michelin calcula desde Barcelona a día de hoy un coste aproximado en coche de 130 € (de los cuales 55 € serían en peajes y 75 € en carburante) para una distancia aproximada de 700 km. Desde San Sebastián el cálculo es de un coste aproximado de 160 € para una distancia aproximada de 900 km ¿Os sale rentable?

Mapa de Barcelona a Les 2 Alpes

Dos de las estaciones que os reseñamos – Les 2 Alpes y Alpe d´Huez – pertenecen a la región de Isére, mientras que La Grave, aunque muy cerca de éstas e incluso comunicada con remonte con 2 Alpes – pertenece ya a la región de Hautes Alpes. En cualquier caso, la ciudad de referencia para llegar a cualquiera de las tres es Grenoble, a la que se llega sin problemas siempre por autopistas, lo que facilita mucho el viaje. En caso de que vayamos en avión, los aeropuertos más cercanos son los de Lyon o Ginebra, ya que al de Grenoble no hay vuelos desde España.

En cualquier caso, ajustaros las fijaciones, gafas, guantes, casco y bastones (los que los usen), y vamos a deslizarnos por las tres estaciones alpinas más cercanas a la península. Esta es mi experiencia en los Alpes más cercanos:

La Grave

La montaña como terreno de juego. Es el lema de una estación con fama mundial, sobre todo entre los amantes del freeride, y como tal, si os digo la verdad toda mi vida había deseado acudir a su llamada ¿La razón del lema y de la fama? En La Grave no hay pistas amigos. Salvo una pequeña en lo más alto que puede definirse como de enlace, el resto de la montaña permanece siempre sin pisar por maquinas pisanieves, sin marcar, y sin ser patrullada… y tan sólo un telecabina da acceso a desde los 1450 metros hasta los 3600 de la zona más alta. Allí se abre un mundo de posibilidades en el que cada esquiador elige su línea de descenso, siempre atentos a los peligros que acarrea el medio: rocas, avalanchas, grietas…

Una estación para gente experimentada, pero que además requiere humildad, responsabilidad y respeto por la naturaleza en todo aquel que quiera disfrutarla.

El pueblo, sin rastro de hoteles de lujo o chalets de madera, se ha mantenido al margen del turismo de masas, y respira una autenticidad que raramente se encuentra en otras estaciones.

Esquí en La Grave

Esquí en La Grave. FOTO: Etienne Giroud / Cortesía de La Grave

Para Olivier de Souza, patrullero de esquí y temporero en La Grave: “Grandes descensos, sin pistas y un potencial casi sin límites. Un lugar al que considero el centro del mundo”.

Les 2 Alpes

Aunque conectada con La Grave por un remonte en zona glaciar, pronto me di cuenta de que Les 2 Alpes es una estación totalmente distinta: grande, moderna y con un amplio y variadísimo calendario de actividades. No por nada está considerada como la tercera estación más conocida de los Alpes franceses entre los esquiadores del resto del mundo.

Para empezar Les 2 Alpes tiene ni más ni menos que 2300 metros de desnivel, desde los 3600 de su zona más alta (en un glaciar al que también se le da uso para el esquí de verano) hasta los 1300 metros de su punto más bajo. ¿Tenéis piernas para hacerlos sin parar? Es una estación con pistas variadas, en el que curiosamente las más difíciles están en la zona más baja y las más fáciles en la zona más alta, y que destaca por su terreno freeride así como las facilidades para el freestyle con un snowpark de renombre mundial.

La configuración alargada del valle en el que está en pueblo hace que sea muy fácil que haya remonte de acceso a pistas cerca de donde nos alojemos. Y su carácter turístico logra que el abanico de actividades apres-ski y ofertas de restauración sea apabullante.

Les 2 Alpes

Snowboard en Les 2 Alpes. FOTO: Javier González

Para el profesor Audrian López, de la Escuela Francesa de Esquí: “Les 2 Alpes es un lugar único no sólo para el invierno, ya que en verano se puede seguir esquiando y además disfrutando de uno de los mejores sitios del mundo para la mountain bike”.

Heli taxi Les 2 Alpes to Alpe D'Huez:

Alpe d´Huez

Mi referencia de Alpe d´Huez era su fama como el puerto de montaña más mítico del Tour de Francia. Pero además, como no tardé en descubrir, es una estación de esquí con un dominio esquiable de ni más ni menos que 250 Kilómetros repartidos en 133 pistas, con un desnivel de 2.200 metros (de 3.330 m en la cima del Pic Blanc a los 1.130 de su punto más bajo) y además el honor de tener probablemente la pista más larga del mundo: los 16 kilómetros de descenso de La Sarenne.

Uno de los factores por el que es más conocida la estación es por beneficiarse de muchas horas de sol. Su orientación completamente al sur, a la par que la configuración orográfica de las montañas que la rodean, crean una especie de microclima en el Plateau de Alpe d´Huez, a 1.860 metros. Los pueblos de Auris-en-Oisans, Huez-en-Oisans, La Garde, Oz-en-Oisans, Vaujany, y Villard Reculas garantizan el lado más auténtico de la vida en la montaña, en contraste con la animación y vida cultural y deportiva de la estación.

Alpe D´Huez

Vistas de Alpe D´Huez. FOTO: Javier González

Para Michelle Gallard, de la Escuela Francesa de Esquí: “las posibilidades de esquí en Alpe d´Huez son enormes, pero dos de las grandes ventajas son sus facilidades para el esquí de iniciación… ¡y la cantidad de días de sol al año!".

En definitiva, un viaje que bien merece la pena, y cuyos forfaits tienen excelente relación calidad –precio, y además permiten cambiar de estación con un coste reducido e incluso nulo. Muy recomendable para todos los esquiadores de Cataluña y País Vasco, que son los que podéis viajar en coche con un gasto y en un tiempo menor. En caso de Madrid, Asturias, Valencia, Andalucía… seguramente sea mejor optar por la opción avión, a no ser que viajemos en un buen grupo y tengamos ganas de “carretera y manta”… ¡y a veces es también divertido!