Pirineos contra Alpes. Dos cordilleras cara a cara, montaña a montaña, frente a frente, valle a valle… En principio puede parecer una lucha desigual, claramente decantada por la mayor envergadura de la cordillera alpina. Pero ¿no hemos visto todos alguna vez al débil vencer al fuerte? ¿No era esa la historia de David contra Goliath?

No vamos a tratar tampoco de que se trate de una lucha encarnizada. Será un combate limpio en el que tendremos en cuenta las evidentes diferencias entre un peso medio y un peso pesado, y en el que por supuesto no permitiremos los golpes bajos ni sucios. Pero a través de su confrontación esperamos descubriros más las ventajas que los inconvenientes de ambas. Señoras y señores, bienvenidos al combate: Pirineos contra Alpes.

1er Round: Montañas
Los picos más altos de cada cordillera nos dan una primera pista de las características de ambas cordilleras. Mientras que el Mont Blanc domina los Alpes con 4.810 metros de altura, en el Pirineo es el Aneto el que nos vigila desde  sus 3.404 metros. Sí, en las montañas alpinas abundan los “cuatromiles”, mientras que en el Pirineo lo que abundan son los “tresmiles” y, sobre todo, “dosmiles”. 

PUNTO para ALPES

Descenso en Argentiere

Descenso en Argentiere, Chamonix. FOTO: Javier Gonzalez    


2º Round: Paisaje
Partamos de la premisa de que los paisajes de alta montaña son siempre bonitos. ¿No estáis de acuerdo? Aún así es fácil para el esquiador peninsular sorprenderse y maravillarse más con los pasajes alpinos. Y básicamente por dos motivos: la magnificiencia de sus montañas (primer round), y por otro lado el urbanismo y estilo de los llamativos y cuidados pueblos de los países alpinos. Sin embargo, los Pirineos también guardan abundantes postales dignas de ser recordadas, así como pequeños y pintorescos pueblos de gran belleza y autenticidad.
EMPATE a PUNTOS

3er Round: Estaciones
Un esquiador de nivel medio, alto e incluso muy alto ya sea freerider o alpinista, encontrará terreno de juego de sobra en los Pirineos. Hay estaciones muy buenas, tanto por extensión y variedad de sus pistas como por calidad de las instalaciones. Y aquellos que se quieran salir de las pistas encontrarán también memorables descensos que rememorar con una cerveza cuando vuelvan a casa. Pero en este caso, a pesar de Vallnord, Formigal, Grandvalira, [R1640R, Cerler]… no pueden compararse con [R106R, Chamonix], [R484R, Verbier], [R422R, St. Anton], [R604R, Cortina], [R600R, Tignes], [R517R, Zermatt], Solden
PUNTO para ALPES

4º Round: Accesibilidad
Este round parece evidente: Pirineos nos pilla a todos mucho más cerca y por tanto es más accesible y barato llegar pero… ¡cuidado! Para los esquiadores con un aeropuerto cerca con vuelos a las principales ciudades de acceso al esquí alpino (Lyon, Zurich, Ginebra, Venecia, Munich), plantarse en una estación puede suponer un tiempo extra no demasiado alto comparado con el viaje en coche… ¿Merece la pena? Como siempre, dependerá del precio del billete, los enlaces con la estación a la que vayamos y… ¡las buenas o malas condiciones que tenga nuestra estación local!   

EMPATE a PUNTOS

Powder en Pirineos

Powder en Formigueres, Pirineos. FOTO: Javier Gonzalez    


5º Round: Precio
¿Alguien recuerda cuando España era un país barato? Desgraciadamente, o no, con la llegada del euro los precios se han equiparado mucho. Y aunque siempre hay casos y excepciones, por norma general el esquiador que coma en pistas en una estación de las grandes en Pirineos, no notará mucha diferencia con hacerlo en una de los Alpes. Si acaso un poco más barato pero… ¡no mucho más! En cuanto a los precios de los forfaits, por increíble que parezca, son muy parecidos, y la relación entre precio – kilómetros esquiables muchas veces es escandalosamente favorable a Alpes… Por otro lado, desde el auge de las compañías de vuelo de bajo coste, la competencia entre estas y sus hermanas mayores han logrado que los precios de los vuelos desciendan hasta niveles muy aceptables para un bolsillo medio. Si además tenemos en cuenta que viaja en coche cada vez es más caro, a veces sale más rentable un paquete de todo incluido en Alpes que en Pirineos, aunque, eso sí, el que busque auténticas gangas, con una excelente relación calidad-precio, que no busque más: las estaciones del Pirineo francés. Unos ejemplos orientativos, en temporada baja, de viajes de una semana pueden ser alrededor de 500 euros los viajes a Alpes, 300 a estaciones españolas y por encima -e incluos por debajo- de 200 euros para el Pirineo francés y Andorra. 

EMPATE a PUNTOS

Vencedor… Alpes por los puntos. Pirineos ha plantado cara con mucha dignidad, y pueden estar orgullosos de no haber caído por KO como muchos se atrevían a pronosticar antes del combate. Además hemos asistido a un combate muy bonito, marcado por el juego limpio de ambos contendientes que, todo sea dicho, se han felicitado mutuamente al acabar. Y es que, al final, como todos sabemos, lo más importante en cualquier cordillera del mundo es… ¡que tenga mucha nieve!