Crans-Montana es una estación de esquí suiza, situada en el corazón de los Alpes en el cantón del Valais. Las localidades de Crans y Montana se encuentran situadas en una meseta soleada a 1500 metros de altitud con unas formidables vistas del Valle del Ródano y de algunas de las cumbres más importantes de los Alpes como el Matterhorn/Cervino y el Mont-Blanc.  Crans está unido con la ciudad de Sierre, la ciudad con el mayor número de horas de sol de Suiza, mediante un funicular que nos permite ascender hasta la estación desde el fondo del Valle en unos 15 minutos.

La estación fue la sede del Campeonato Mundial de Esquí Alpino de 1987 y es sede habitual de las pruebas de Copa del Mundo. En Enero de 1911, Sir Henry Lunn organizó en Crans la primera competición de esquí alpino del mundo la “Roberts of Kandahar Cup”.

Crans-Montana cuenta con un dominio esquiable de 140 kilómetros, con una cota que va desde los 1500 metros de altitud hasta los 3000 metros del glaciar de la Plaine Morte. El área esquiable es realmente variada y cuenta con pistas para todos los niveles: 17 pistas azules (55 km), 20 pistas rojas (70 km) y 4 pistas negras (15 km). Un 30 % de las pistas está dotado de un moderno sistema de innivación artificial. El dominio esquiable se encuentra dividido en cuatro zonas (Adrenaline, Détente, Découverte, y 100% Glisse http://snow.crans-montana-aminona.com/) orientadas cada una de ellas a un tipo de esquiador. En Crans, además, podremos disfrutar de uno de los descensos más conocidos de los Alpes, la bajada por la Piste Nationale, que con sus 12 kilómetros es la más larga de la región.

Crans-Montana es famosa además de por sus pistas de esquí, por sus instalaciones para la práctica del golf. El Club de Golf Crans-sur-Sierre cuenta con dos campos de golf, el Severiano Ballesteros de 18 hoyos y el Jack Nicklaus de 9 hoyos.

Crans es una de las estaciones favoritas de los suizos que viven en Ginebra, Lausanne o Vevey por su magnífico clima y orientación. Muchos famosos como el golfista español Sergio García o los hermanos Francesco y Edoardo Molinari han elegido esta localidad para comprar casa y uno de sus residentes habituales es el archiconocido actor inglés Roger Moore.